Arriendo para extranjeros.

Consulta: Soy extranjero y estoy arrendando una propiedad, para lo cual me exigen un plazo mínimo de un año. Según mi contrato de trabajo, me pueden trasladar a cualquier otro país.
¿Existe alguna forma de protegerme si tengo que entregar la propiedad antes que termine el contrato?

Respuesta: En la consulta formulada, podrían plantearse dos alternativas para modificar el plazo pactado. La primera es que el contrato se pacte a un año, pero que trascurridos los seis primeros meses, pueda ponérsele término con 2 meses de anticipación a la fecha de su vencimiento.
La segunda alternativa es lo que según la costumbre internacional se denomina -cláusula diplomática- o de extranjería, que consiste en que en el respectivo contrato de arrendamiento se incluya una cláusula en la cual la parte arrendataria, en su calidad de extranjera, pueda poner término al contrato de arriendo en forma inmediata o dentro de un breve plazo que se convenga anticipadamente. Para que lo anterior surta efectos legales, es conveniente exigir en el mismo contrato de arriendo, que se acredite con la respectiva documentación, que el arrendatario, en razón de su nacionalidad extranjera y en función de sus labores y contrato de trabajo, debe trasladarse a otro país y dentro de qué plazo.
Es recomendable que en el contrato de arriendo se constituya un codeudor solidario o representante del arrendatario, para así responder de cualquier perjuicio u obligación que haya quedado pendiente.