Los peligros del cheque en garantía.

Consulta: Estoy en el proceso de arrendar un departamento y el aspirante a arrendatario me quiere dejar un cheque en garantía por 10 meses de arriendo, pero de otra persona. ¿Es recomendable aceptarlo? ¿Podría hacerlo efectivo en caso de que el arrendatario cayera en mora?
¿Qué precauciones debería tomar con respecto a este cheque u otros en el futuro?

Respuesta: En un contrato de arriendo de un inmueble, la garantía habitual que se solicita es aquella que sirve para asegurar el fiel cumplimiento de todas las obligaciones a que se somete el arrendatario para con el arrendador en virtud de dicho contrato.
Esta garantía corresponde normalmente a un mes de arriendo y se paga al arrendador al contado en el acto de la firma del contrato. Al término de éste, se la debe restituir íntegramente si el arrendatario ha cumplido fielmente con el contrato. En el caso de la consulta, la garantía ofrecida es distinta a la anterior, pues no se cobra en el acto, es otorgada por un tercero ajeno al contrato y tiene un muy débil respaldo legal en caso de hacerse efectiva. Lo aconsejable sería que el arrendador exigiera al arrendatario, como hoy es habitual en los contratos de arriendo, que la persona que ofrece el cheque de garantía por 10 meses de arriendo se constituya también como aval o codeudor solidario del arrendatario, pues en tal caso, si hubiere incumplimiento por parte del arrendatario, deben responder ambos conjuntamente.
Lo anterior, vincula legalmente al codeudor con todas las obligaciones emanadas del contrato, sin perjuicio que también le sea aceptado el documento de garantía ofrecido, el cual tendrá una relación legal de causalidad con las obligaciones contraídas por el codeudor.